Playa El Bollullo 5/5 (1)

Los rincones de Tenerife son espacios mágicos para ir a tomar algunos días de liberación y despejar la mente para apaciguar sus aguas, y aguas apaciguadas para lograr dicho anhelo son las que posee la Playa El Bollullo, una de las mejores costas para perderse entre largos suspiros, vistas fascinantes y sonidos relajantes.

Su ubicación se encuentra a la izquierda de la Playa de Los Patos, y al igual que ésta y la Playa de Ancón, pertenece al municipio de Realejos, constituyendo las únicas tres playas de esta pequeña región.

El Bollullo consta de una arena fina negra producto de material volcánico, unas aguas tranquilas pero dinámicas y un paisaje esplendoroso, que dejará encantado a tus cinco sentidos, eso es seguro.

Además de la gran belleza, el sitio es ideal para tomar un baño y dar unas cuantas brazadas, ya que su agua es totalmente limpia y a pesar de no ser tan clara como otros paraísos afrodisíacos, el color de su manto acuático es de un azul marino que deleita la vista con una simple mirada al horizonte.

Esta playa mide aproximadamente 160 metros de longitud y posee una pequeña cala a su derecha de unos 60 metros, ambas con la típica arena negra. La zona tiene una frecuencia de público media, pues ni es un área solitaria, y tampoco es multitudinaria.

Estas inmediaciones sublimes y sobrias en medio de Tenerife no pueden ser desperdiciadas en vida, pues su gratificante aroma a serenidad y felicidad es dulce, propiciando así, que usted pueda venir a esta playa a divertirse, olvidando los agobios de la vida cotidiana, desconectándose del mundo por el tiempo que usted considere necesario.

Para estacionar su coche no hay problema, ya que, en la entrada de la playa habrá varios parqueaderos, que no te cobrarán más de 1 euro por el día. Asimismo, no debe preocuparse por los restaurantes, que, aunque no estén en pleno lugar de la costa, los podrás conciliar por el camino.

Puedes llevar tu hamaca y sombrilla para cubrirte del sol y disfrutar de un maravilloso día sobre una arena fría y placentera -la cual se moldea a nuestro cuerpo completamente- y a su vez, tener la certeza de que aún no había visitado un paraíso tan sosegador.

¿CÓMO LLEGAR?

¿Te gusta está playa?

Si te ha gustado, compártelo en tu red social