Playa Punta de Guindaste 5/5 (1)

Las Canarias nunca dejan de sorprendernos con sus paisajes, bien sean sobrios y ásperos, o brillantes y tenues.

En este caso nos dirigiremos al municipio de Realejos al norte de Tenerife, a un punto que se encuentra al noreste de Playa el Socorro y Playa el Terreno, y al noroeste de Los Realejos, sí, nos referimos a la Playa Punta El Guindaste, famosa por sus refrescantes piscinas naturales, ideales para la concepción de paz y tranquilidad, además de ser efectivas para descubrir instantes divertidos de adrenalina y emociones.

Playa Punta El Guindaste detenta un fondo natural con el que no tiene por qué envidiar a alguna otra área de costa de la región, pues su estilo sobrio y rocoso le dan el aspecto necesario para que cualquier persona amante a la aventura se interese fervientemente en visitarla.

Al igual que muchas otras playas de este tipo, escondidas y con un toque de misterio, El Guindaste no es tan frecuentada por visitantes; sin embargo, es utilizada por practicantes de deporte acuáticos como el submarinismo y la pesca deportiva, esto debido a la tranquilidad de sus aguas. Si estás buscando entrenar o simplemente jugar estas dos actividades, lo correcto sería que tomaras de punto de partida a Playa el Socorro, emprendieras una caminata por un camino -hacia la derecha- repleto de plataneras hasta toparnos con un caserío de la popular Finca de San Antonio, donde se encuentran las escaleras que debemos usar para descender los barrancos hasta la playa. No te preocupes por algún peligro en esta zona, puesto que sus tramos y señalización fueron recientemente restaurados para brindar seguridad a los turistas.

Las piscinas naturales de El Guindaste son maravillosas, y aunque no cumplen con el parámetro de la idea de playa que a veces poseemos en la mente -la cual se trata de palmeras, cocos, arena dorada y multitudes de gente- se asemeja mucho a esos escenarios en los que nos encantaría despejarnos de la realidad y retirarnos por un tiempo de los tortuosos problemas del día a día.

Además, su relajación puede alcanzar su punto álgido en estas costas, pues la poca presencia de personas en el lugar, sumado a la serenidad del agua y los sonidos de la naturaleza provocan una tranquilidad absoluta, que no tiene perturbación alguna.

No desperdicie la oportunidad de visitar estas hermosas y deliciosas aguas, pues no se arrepentirá y le aseguramos que su experiencia será inolvidable.

¿CÓMO LLEGAR?

¿Te gusta está playa?

Si te ha gustado, compártelo en tu red social